¿Qué es el Stake en las apuestas?

Para los jugadores de apuestas principiantes, quizás a veces la emoción de entrar a este nuevo mundo los lleve al descontrol y a pensar que a través de las apuestas se puede ganar dinero de manera rápida, por lo tanto, asignan porcentajes elevados a su banca. Para mantener la responsabilidad y el control, las plataformas permiten aplicar el término Stake en las apuestas.

El stake es el nivel de confianza que un apostante aplica sobre una apuesta que, según su criterio, saldrá ganadora. El nivel que determina una apuesta es relevante para conocer cuál será la cantidad que se podrá apostar sin correr el riesgo de jugar dinero de más y perder ganancias, ya que su propósito principal es la realización de pequeñas inversiones en las apuestas.

Apostar asignando el Stake garantiza al jugador una apuesta inteligente y coherente, ya que para conocer el nivel de confianza que se debe depositar en las apuestas es necesario acudir a los análisis estadísticos y a la información que se posea sobre el evento en el que se apostará.

Generalmente, cuanto más confianza que un jugador tenga en que ganará la apuesta, más alto es el nivel de Skate y mientras más probable piense que es el triunfo, menos sería el skate asignado y su valor.

¿Cómo asignar stakes a las apuestas?

Los stakes en las apuestas se pueden valorar en una escala de 1 (como mínimo nivel) al 10 (como máximo nivel) y este se basará en el grado de confianza que el apostador le tenga a la jugada que realizará y la probabilidad certera de que el equipo gane teniendo en cuenta los factores del partido y los datos estadísticos.

Qué es el stake en las apuesta

Un punto que debe ser utilizado como referencia para conocer las posibilidades o el estado de una apuesta, es analizar las cuotas que ofrecen las plataformas de apuestas para el evento deportivo al que se planea apostar y medir la apuesta según la teoría de que mientras más alta sea la cuota es mayor el riesgo, por lo que se debería seleccionar un stake y en cuanto más baja sea la cuota, más alto debería ser el nivel de stake.

Aunque en este aspecto de apuestas lo esencial es la forma de pensar del apostante, se puede determinar una guía que relacione los skates con el porcentaje que representa en los fondos del jugador:

  • Stake 1 – 0,5% del total del dinero
  • Stake 2 – 1% del total del dinero
  • Stake 3 – 1,5% del total del dinero
  • Stake 4 – 2% del total del dinero
  • Stake 5 – 2,5% del total del dinero
  • Stake 6 – 3% del total del dinero
  • Stake 7 – 3,5% del total del dinero
  • Stake 8 – 4% del total del dinero
  • Stake 9 – 4,5% del total del dinero
  • Stake 10 – 5% del total de nuestro dinero

Stake 1-2

Apuestas con bajas proyecciones de ser ganadas, por lo tanto, la confianza se podría considerar nula. Este nivel es muy aplicado para apostar por los no favoritos de las apuestas cuando tienen la posibilidad de ganar. En algunas ocasiones, las cuotas de las apuestas son muy superiores a las que deberían ser pautadas y en estos casos este es el nivel perfecto de skate para apostar.

Ejemplo:

En un partido de fútbol disputado entre el que se localiza primero en la tabla de posiciones de una liga y el que se encuentra en el puesto 20, pero la cuota es de 25€ por el que va de último en la tabla. Aunque las posibilidades de que gane no sean altas, podría ocurrir una situación que perjudique al equipo que va de primero y pierda el partido.

Stake 3-4

En estas apuestas la confianza quizás sean diminutas porque se espera algún imprevisto en el partido o porque no se tienen suficientes datos estadísticos, así que no se está seguro de cómo sería el desenvolvimiento del partido o cuando las competiciones están en sus jornadas de inicio y todavía los apostantes no han podido evaluar todo el panorama.

Ejemplo:

Se puede apostar por un equipo de fútbol donde el goleador de estrella ha vuelto de una lesión como titular y se sabe que las probabilidades de que anote un gol son elevadas, pero no se tiene de todo el conocimiento de cómo sigue el estado de su lesión o cómo lo ha afectado la inactividad en el campo.

Stake 5-6

Para aplicar este nivel en la realización de las apuestas debe haber una buena base en el conocimiento de los factores que rodean al partido y el contexto en el que se llevará a cabo, por lo que apostar por el equipo y ganar es casi una realidad.

Ejemplo:

En un partido de béisbol, el equipo por el que se plantea apostar está bien posicionado en la tabla de clasificación, juega de local, tiene una larga racha de partidos ganados, no hay lesiones o suspensiones y la cuota en la apuesta es llamativa, este sería el nivel idóneo de stake para la realización de la apuesta.

Stake 7-8

Estas apuestas no son comunes en las plataformas de apuestas. Se pueden dar cuando haya una gran oportunidad de ganar por situaciones inesperadas de última hora que alterarían el transcurso del partido antes de su inicio, un conocimiento del campeonato excepcional o un error de las casas de apuestas al fijar el monto de las cuotas.

Ejemplo:

Si en los entrenamientos previos a un partido de fútbol, el portero titular del equipo que no es favorito presenta molestias y es reemplazado por el suplente y la casa de apuestas comete un fallo al colocar la cuota en 2,05, existe la posibilidad de que las ganancias obtenidas para el apostante sean grandes.

Stake 9-10

Son apuestas donde el triunfo del equipo y el pronóstico del jugador de apuestas son casi seguros a un 100% y que las posibilidades de que ocurran situaciones que alteren el desarrollo del partido son casi nulas.

Ejemplo:

En una copa nacional europea, un equipo de primera categoría, que se encuentra en los primeros lugares de la tabla de clasificaciones de la liga, se enfrenta a un equipo de la cuarta división, el primer equipo mencionado tiene todas las probabilidades a su favor para ganar, por lo tanto los apostantes que jueguen a este equipo, también deben tener la confianza de que saldrá victorioso en las apuestas.

¿Cómo calcular el dinero que se apostará según skate?

Una vez que se tenga presente el stake con el que será valorada la apuesta, se procede a calcular la cantidad de fondos que se irá a invertir en la apuesta. Para eso es necesario aplicar la siguiente fórmula lineal:

Cantidad a apostar = (banca * full stake * stake determinado)/10

Ejemplo:

Si en la banca del apostante se tiene recaudado 300€, el full stake vale el 10% de esa banca, y se le asigna a la apuesta un nivel de stake número 4, la aplicación de la fórmula y el monto a apostar sería:

(300*10%*4)/10 = 12€.

Continúa leyendo sobre el Hándicap Europeo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: