Diferencias entre Ruleta Europea, Francesa y Americana

Aunque muchos no tienen conocimiento de ello, uno de los juegos de azar más populares del mundo viene en tres versiones distintas. Por tal motivo, el día de hoy hemos querido hablar sobre las diferencias entre ruleta europea, francesa y americana.

La primera que se conoció en toda Europa, fue la que diseñó y elaboró, François Blanc, empresario y operador de casinos francés, a mediados del siglo XIX. Esta fue creada para su casino de Bad Homburg, Alemania. Al pasar los años, el mundo de las apuestas tuvo un auge excepcional y poco a poco se fueron desarrollando más tipos de ruletas. Si quieres saber más sobre el tema, no dudes en quedarte y aprender con nosotros. 

Ruleta Europea, Francesa y Americana

La creencia general entre los aficionados de los juegos de azar, es que la primera ruleta en el mundo fue la francesa. Sin embargo, existe toda una historia detrás de su invención y desarrollo, dando como resultado algunas variantes importantes que han ido en distintas direcciones a lo largo de los años.

Diferencias entre Ruleta Europea, Francesa y Americana

A pesar de que el juego fue regularizado y reconocido legalmente en los casinos europeos en el siglo XIX, dichas casas se fundaron con la finalidad de garantizar la protección de los jugadores ante los embaucadores de la época. En EE.UU., la aparición de los fraudes y los estafadores tuvo un aumento increíble en su población. Siendo este, el suceso decisivo para generar un notable impacto en la evolución de las diversas modalidades de juego.

Por esa razón, aun cuando las reglas fuesen las mismas en ambas, las ruletas francesas y americanas se convirtieron rápidamente en dos clases de ruleta sumamente desiguales. Para que puedas entender mejor todo esto y seas capaz de elegir la que se asemeje más a ti, procederemos a desarrollar cada una de sus diferencias. Entre los más importantes se encuentran:

Ruleta

Una de las características más resaltantes que diferencian los tipos de ruleta, es la manera en la que están situados sus números. La versión europea y francesa, vienen con 37 números, de los cuales destaca un solo cero. Por su parte, la versión americana cuenta con 38 números, incluyendo un 0 y 00. Dichos números están ubicados el sentido de las agujas del reloj:

  • Ruleta de un solo cero: 0, 32, 15, 19, 4, 21, 2, 25, 17, 34, 6, 27, 13, 36, 11, 30, 8, 23, 10, 5, 24, 16, 33, 1, 20, 14, 31, 9, 22, 18, 29, 7, 28, 12, 35, 3 y 26.
  • Ruleta con cero y doble cero: 0, 28, 9, 26, 30, 11, 7, 20, 32, 17, 5, 22, 34, 15, 3, 24, 36, 13, 1, 00, 27, 10, 25, 29, 12, 8, 19, 31, 18, 6, 21, 33, 16, 4, 23, 35, 14 y 2.

Cabe acotar que los colores vinculados a cada número concuerdan en los dos tipos, el 0 y el 00 son de color verde. Pese a ello, la ruleta americana posee una pequeña particularidad que la diferencia de la europea, y es que en ella se incluyen unas diminutas áreas otorgadas a cada jugador, que las podremos conseguir al lado del crupier.

En cada una de ellas, se separan las fichas en función de su color, para que así se identifiquen a los participantes, además de un cajetín que será el encargado de indicar el valor de las fichas de los jugadores.

Tablero

Tal y como lo mencionamos en el punto anterior, los dos juegos vienen con los mismos espacios para que puedas apostar. La diferencia reside en que en la versión francesa las “suertes sencillas” se colocan de manera agrupada en ambos lados de la sección numérica, en comparación con la americana que se hallan a la izquierda.

Adicionalmente, la ruleta francesa dispone de un tablero con un mayor tamaño a diferencia de la americana, debido a las restricciones relacionadas a la cantidad de jugadores que puede haber en ella.

Fichas

Cuando hablamos de la ruleta europea, los jugadores utilizan fichas con un valor fijo, es decir, todas las fichas de un determinado valor poseen un mismo color. Inclusive, estas son las mismas que usualmente se emplean en los demás juegos de casino.

Por otro lado, en las ruletas de estilo americano, las fichas no precisan de un valor impreso, simplemente son fichas de colores variados que le asignan a cada jugador y tienden a ser ocho, en base a cuál sea el límite de la mesa. De esta manera, los participantes las pueden lograr diferenciar de las de sus contrincantes.

De hecho, el valor de ellas es fijado por el propio jugador en el momento que ingresa en la partida y canjea su dinero, manifestando específicamente la suma de dinero que desea en fichas de determinado valor. El repartidor del casino les entregará las fichas requeridas y dejará una pequeña marca en el cajetín respectivo a su valor.

Números de jugadores

En la variante europea del juego no existe un número límite de jugadores, de tal manera que puedes incluso emplear dos tableros por ruleta en lugar de uno. Los participantes estarán mucho más cómodos con el espacio que se les proporciona y podrán estar sentados o de pie. En la americana, esto sencillamente no sucede, puesto que la cantidad admitida es de apenas ocho personas.

Crupier

La única variante en el trabajo del crupier es que en la ruleta francesa y europea este será el responsable de situar, con la ayuda de un rastrillo, las fichas que los jugadores quieran poner sobre el tablero de apuestas, siguiendo las instrucciones que se le den. En cambio, en la ruleta americana los propios apostadores son quienes tienen la tarea de colocar sus apuestas encima de la mesa.

Límites de apuestas

Pese a que las cuotas de pago son idénticas en ambos tipos de ruleta, los límites no funcionan de igual manera. Generalmente, la ruleta europea posee límites mucho mayores, por lo que las personas suelen elegir la ruleta americana para jugar con cantidades inferiores.

Asimismo, podrás darte cuenta de la existencia de otro tipo de apuestas combinadas que posibilitan que se abarquen zonas específicas de la ruleta. Estas llegaron a un punto de popularidad tan grande, que en la actualidad son consideradas como universales, gracias al uso frecuente que se hace de ellas.

En el caso de las apuestas por sectores, estos se podrían dividir en tres: sector perteneciente al cero, el cual sólo cubre 17 números con 9 fichas; tercio del cilindro, que únicamente cubre 12 números con nueves fichas y, por último, los huérfanos, que se encargan de cubrir 3 y 5 números, en dos sectores y con cinco fichas.

Recuerda que esta clase de apuestas sólo pueden ser realizadas en aquellas ruletas de un 0, no en la ruleta americana, dado que cuenta con una disposición de números totalmente diferente.

En las ruletas de un cero se pueden llevar a cabo “apuestas a los cuatros primeros”, en donde se cubran con una sola ficha los números 0, 1, 2 y 3, además de una cuota de 8 a 1. Por lo contrario, en las ruletas de 0 y 00, se efectúan las denominadas “apuestas a los cinco primeros”, en las cuales se cubren los números 0, 00, 1, 2 y 3, con una cuota de 5 a 1.

Modalidad del juego

La estructura del juego no es más que la misma en ambos casos, lo único que cambia es la celeridad con la que se juega. En la ruleta americana se tiene un ritmo de juego muchísimo más vivaz como consecuencia del reducido grupo de jugadores y la increíble facilidad para llevar a cabo cada jugada, pues como ya se explicó, el crupier no se encarga de hacerlas.

Aunado a ello, a la hora de realizar los pagos y cobros de tus apuestas, los podrás hacer más rápido, gracias a las fichas de color que te fueron concedidas. En la ruleta francesa notarás que el juego se lleva de una manera más relajada y pausada.

Continúa leyendo sobre los tipos de apuestas a evitar en la ruleta online.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: